La agricultura ecológica

La agricultura eco

La agricultura biológica, orgánica, biodinámica o, más comúnmente, ecológica nace como alternativa a la agricultura intensiva e industrial, practicada ampliamente en los países desarrollados. Esta agricultura intensiva genera toda una serie de problemas como, por ejemplo, una cierta pérdida de calidad interna de los alimentos; la contaminación por residuos fitosanitarios o agrotóxicos, tanto en los alimentos como en el medio ambiente e, incluso en los mismos agricultores; la pérdida de fertilidad de los suelos y de variabilidad genética; la carencia de confort animal; la multiplicación de problemas sanitarios, etc.

La creciente sensibilización de la sociedad ante tales problemas, así como un mayor grado de comprensión de los procesos vitales por parte de las ciencias agrícolas, han llevado a la aparición o recuperación de “nuevos métodos” que persiguen armonizar la consecución de una producción de alimentos rentable y competitiva, con la protección del entorno y la obtención de productos libres de residuos y de elevada calidad nutritiva.

Este fenómeno a alcanzado también a la avicultura, aunque mucho más recientemente.

Fundamentalmente, la producción ganadera ecológica basa sus métodos en:
-    La utilización de alojamientos con ventilación natural.
-    Espacios al aire libre.
-    Nutrición basada en alimentos ecológicos (sin aditivos sintéticos ni transgénicos).
-    Supresión de medicamentos profilácticos y antibióticos.
-    Supresión de todo tipo de promotores de engorde o de la puesta.
-    Crianza artesanal en un clima de tranquilidad.